About Odlo

70 años de innovación

Rugido Odd Lofterød nació en Noruega en 1915 y creció durante la difícil época de principios del siglo XX, marcada por el paro y la guerra. Sin embargo, esas circunstancias no pusieron freno a su sed insaciable de nuevas ideas.

En lugar de esperar a que el trabajo llamara a su puerta, puso un anuncio en el que decía: «Trabajador disponible por 100 coronas». Pronto acabó con un trabajo por el que cobraba 60 coronas al mes, en una fábrica de maquinaria para la industria textil. Con los conocimientos técnicos que adquirió sobre las máquinas tejedoras, decidió establecer su propia empresa, Odlo Fabrikker A/S. Para ponerla en marcha, Lofterød le compró a su antiguo jefe sus primeras máquinas tejedoras y de coser. También tuvo la previsión de registrar su marca a nivel mundial.

A Odd Roar Lofterød nunca le faltaban las ideas, pero sí las materias primas, que escaseaban en aquella época. En 1947 empezó a fabricar ropa interior para mujer, pero pronto se le ocurrió otra idea. Su hijo, Odd Roar Junior, entrenaba en el equipo junior noruego de patinaje de velocidad. Para evitar que su hijo se helara de frío durante las sesiones de entrenamiento, Odd Roar diseñó un nuevo traje de entrenamiento con fibra Helanca. En cuanto Odd Roar Junior se puso el traje en el campo de entrenamiento, sus compañeros se quedaron increíblemente sorprendidos. Al poco tiempo, atletas de alto nivel querían probarlo y ¡todo el mundo quería un traje hecho de Helanca!

En 1963, desarrolló un traje de esquí elástico y funcional de fibra sintética Helanca para los esquiadores de fondo y los patinadores de velocidad. El Equipo Olímpico noruego vistió el nuevo y revolucionario traje en los Juegos Olímpicos de Invierno de Innsbruck 1964; y en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sapporo de 1972 ya había 22 equipos en competición equipados con Odlo. Al siguiente año, 1973, se presentó Odlo Termic en el mercado, la primera línea totalmente sintética de ropa interior deportiva y funcional. Los patinadores de velocidad fueron una vez más la fuente de inspiración para esta innovación. La ropa interior de algodón ya había demostrado ser muy poco práctica, por lo que los patinadores solían llevar solo unos calzoncillos por debajo del traje Helanca, incluso cuando el termómetro marcaba los 20 grados bajo cero.


Odd Roar Junior se puso al frente de la compañía en 1979 y trasladó la sede de Noruega a Suiza en 1986. En 1987, él y sus socios presentaron el revolucionario sistema Athletic Clothing System, basado en la teoría de las tres capas. La primera capa, la ropa interior, está diseñada para garantizar una regulación de la humedad óptima. La segunda capa ayuda a regular la temperatura corporal del usuario, mientras que la tercera capa protege del viento y de la lluvia.

En 1994, Odlo presentó sus colecciones Running y Outdoor para correr y hacer deporte al aire libre. A lo largo de los años, Odlo ha diseñado siempre su ropa acorde con el principio de «como una segunda piel». Cada línea de ropa está diseñada desde el interior hacia el exterior, porque los deportistas solo pueden disfrutar realmente de su deporte y rendir al máximo cuando se sienten bien, y sienten la ropa como una segunda piel.

La compañía logró otro progreso muy importante en el campo de la tecnología de tejido en 2002: el desarrollo de la tecnología Effect de Odlo y la presentación de la primera línea de ropa interior con iones de plata para reducir considerablemente el mal olor corporal. Dos años más tarde, toda la ropa interior de la marca estaba confeccionada en este nuevo tejido.

En 2003, la imagen de Odlo se renovó. Un cambio de imagen corporativa completo que dio como resultado un nuevo logotipo, un posicionamiento claro en el mercado y una nueva filosofía: «pasión por los deportes». La nueva imagen atrajo al mercado minorista y a usuarios finales, produciéndose un aumento de dos dígitos en las ventas en cuestión de varios años.

Con la presentación de la colección Nordic Walking en 2004, Odlo reconocía rápidamente la aparición de una nueva tendencia. De esta forma pudo posicionarse como líder en el sector del mercado justo desde el principio. Un año más tarde, se presentó la camiseta de alto rendimiento universal Just One. Su tecnología de doble punto ayuda al usuario a mantenerse fresco cuando las temperaturas ascienden.

La inversión de la compañía en investigación y desarrollo estaba dando sus frutos. En 2006, se logró otro hito con la presentación de Cubic. Este tejido de punto ultraligero tiene una construcción tridimensional para garantizar una regulación de la temperatura óptima. Cubi se incorporó a toda la línea de ropa interior deportiva y fue galardonada con una serie de premios.


En 2007, Odlo puso en práctica todo su conocimiento y experiencia para crear la nueva colección para niños. Por primera vez, Odlo ofrecería una colección para niños que incluía las tres capas. La compañía siguió creciendo e invirtiendo en más locales comerciales. En 2007, se abrieron 6 nuevas tiendas Odlo y la marca disponía de más de 100 puntos de venta en centros comerciales con una amplia línea de ropa deportiva Odlo.

En 2008, Odlo presentó una versión avanzada de su línea de ropa interior deportiva Evolution Light de corte entallado y sin costuras, introducida por primera vez en el mercado en 2003. También presentó la nueva generación de sujetadores deportivos. Estas líneas fueron el resultado del esfuerzo y el trabajo de investigación y desarrollo interno del fabricante suizo.

En 2010, Odlo ganó dos premios internacionales por su traje de competición sin costuras que llevaba la leyenda del biatlón noruego Ole Einar Bjørndalen. Este traje recibió el premio Red Dot Design por su excelencia en el diseño, mientras que el Plus X Award reconoció su innovación y funcionalidad. En los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver, Odlo fue la marca deportiva de esquí nórdico más popular entre los atletas.

En el verano de 2011, Odlo presentó la nueva colección para ciclismo de montaña y carretera. Desde ese momento, la ropa de rendimiento de Odlo podía cubrir las necesidades de los apasionados del deporte en cualquier época del año. El sistema de regulación de temperatura (Temperature Control System) proporcionaba la base de un concepto único de ropa interior deportiva para cualquier temperatura y nivel de rendimiento.

En invierno 2012/13, Odlo presentó Evolution Greentec, la primera línea de ropa interior sin costuras, confeccionada íntegramente en tejido reciclado. La compañía había desarrollado una línea de ropa deportiva sostenible para cumplir con las más altas exigencias en cuanto a rendimiento y funcionalidad. El hilo ecológico utilizado en la línea ofrece un nivel excepcional de sostenibilidad y compatibilidad medioambiental. Esta nueva línea ya se había hecho con numerosos premios, incluso antes de que estuviese disponible en el mercado.

El invierno 2013/14 fue testigo de otra innovación con la presentación de la nueva línea Muscle Force de Odlo. Una línea de ropa deportiva especialmente diseñada para esquí alpino de descenso y esquí de travesía. Las zonas de compresión específicas reducen al máximo las contracciones musculares para evitar la fatiga muscular.


Durante 2013, Odlo también renovó su identidad y diseño corporativo con nuevos gráficos y una nueva tipografía y lenguaje que aportaban a la marca y a sus productos un aspecto contemporáneo y moderno.

Para la temporada de invierno 14/15 Odlo amplió la gama de productos existente Highline y Zeromiles. La gama Highline incluye ropa tanto para esquí de travesía como para esquí alpino y piezas aptas para llevar antes y después de practicar el deporte. Zeromiles es una línea de ropa moderna de calidad superior, inspirada en las raíces noruegas de la marca y en la calidad tradicional suiza.

Para el lanzamiento de la ropa interior Evolution Blackcomb para la temporada de invierno 2015, se revisó toda la línea, incorporando el concepto Greentec en la nueva gama. En enero de 2015, la moderna y sostenible gama de ropa interior de alto rendimiento fue galardonada con el prestigioso ISPO Gold Award en Múnich. Con 70 años a sus espaldas, Odlo todavía demuestra que la innovación es uno de sus puntos fuertes.

La sostenibilidad y responsabilidad social siguen siendo la piedra angular de la cultura corporativa de Odlo desde que se fundó hace 70 años. Como compañía suiza con una larga tradición familiar y cuya prioridad es la calidad, es muy importante para nosotros dirigir nuestro negocio en base a estos principios. Nos tomamos muy en serio nuestro compromiso en cuanto a responsabilidad social y medioambiental y deseamos que las generaciones venideras puedan disfrutar del deporte en un entorno bello y natural.